Saltar al contenido

Estufas halógenas

estufa halogena

Una estufa halógena es un equipo independiente que calienta por radiación eléctrica. Estas estufas están diseñadas para irradiar calor en una zona determinada y no para calentar el ambiente. Son muy utilizadas en oficinas para calentar rápidamente, sobre todos los pies porque, ¿a quién le gusta pasar frío durante una larga jornada de trabajo?

Su uso en casa es muy frecuente cuando estamos sentados en una zona poco habitual, donde la calefacción convencional como estufas de leña o de pellets no son rentables para un momento determinado.

“Las ciudades siempre han sido las chimeneas de la civilización, de donde la luz y el calor irradiaban hacia la oscuridad”. 

Theodore Parker.

¿Qué estufa halogena deberías comprar?

Vamos a detallar de forma breve cuales son los detalles que debes saber para compra una estufa halógena.

Seguridad: Antes de comprar una estufa halógena debes saber que es preferible comprar aquellos modelos que lleven incorporados los sistemas de seguridad tales como; un apagado automático en caso de vuelco y rejillas de seguridad para evitar quemaduras innecesarias.

Potencia: La cantidad de kw que consume este tipo de calefacción suele oscilar entre los 400w con un solo panel encendido, unos 800w con dos y 1.200w a máxima capacidad de trabajo. Más adelante observaremos más detenidamente el consumo de las estufas halógenas.

Bajo consumo: Asegúrate que la estufa que vayas a comprar esté entre los parámetros anteriormente descritos ya que podría ocasionar una elevación en tu próxima factura de la luz. Existen modeles muy potentes que llegan a consumir unos 2.000w la hora.

Tipo de estufa halógena: Podremos encontrar varios modelos de estufas. Están las estufas halógenas, las estufas de cuarzo y las estufas con tubos de infrarrojo de fibra de carbono. Hablaremos de ellas a continuación.

Características de una estufa halógena

Entre las principales funciones de una estufa halógena podemos destacar:

estufa halógena
  • Calientan de manera muy rápida las estancias.
  • El calor que emana es similar al de los rayos del sol.
  • Su alcance es hasta unos 10 metros, aproximadamente.
  • Como no disponen de un ventilador interno, son ideales para las personas alérgicas.
  • Su instalación es muy sencilla: Sólo se debe conectar al enchufe y elegir la temperatura que deseamos.
  • Su precio suele ser uno de los más económicos del mercado.
  • No requieren de una limpieza y un mantenimiento especialmente complicados.

No debemos confundir una estufa halógenas con una estufa de cuarzo. Por lo que las vamos a verla continuación.

Características de una estufa de cuarzo

A diferencia de una estufa halógena, en una estufa de cuarzo podemos destacar las siguientes funciones:

estufa halogena
  • Calientan de manera totalmente inmediata.
  • Las corrientes de aire no alteran el calor que de ellas emana.
  • Son un potente ahorrador de energía.
  • Conservan el medio ambiente.
  • No desprenden ninguna clase de olor.
  • Tienen una apariencia muy estética, por lo cual pueden colocarse en cualquier lugar de nuestro hogar.
  • Su temperatura no genera problemas respiratorios.
  • Suelen ser resistentes al agua.
  • Su alcance es de hasta unos 12 metros aproximadamente.
  • Se apagan automáticamente en caso de caídas o golpes.
  • Funcionan de manera silenciosa
  • Y tienen una estructura tibia al tacto.

Estufa halógena con tubos infrarrojos de fibra de carbono

Este tipo de estufa halógena es bautizado con este nombre porque los sus elementos son de fibra de carbono. La primera bombilla de Thomas Alva Edison esta compuesta de este mismo material. No debemos confundir este modelo de estufa y pensar que no son halógenas porque no es así, estos mismo tubos de infrarrojos contienen gas halógeno.

Cabe destacar la gran durabilidad de sus componentes y que no son capaces de contener una temperatura muy elevada lo cual es genial para el consumo y la seguridad de los elementos cercanos y para nuestra piel.

Consumo de una estufa halógena

El consumo de este tipo de calefacción tan genérico no tiene porqué ser tan elevado. Recordemos que se suelen utilizar en momentos puntuales y por tiempo no prolongados.

Siempre debemos elegir estufas halógenas de bajo consumo, de lo contrario el ahorro energético sera muy poco o prácticamente nulo.

consumo

Una estufa ideal seria aquellas que tuviera al menos tres opciones de potencia de al menos 400w, 800w y 1.200w como la estufa halógena Orbegozo BP 0303A (ver producto aquí), este modelo con sistema anti-vuelco es ideal para tu hogar.

Otro modelo superior prácticamente con las misma características es Bastilipo RFC-900 de tan solo 1.000w (ver producto aquí) gracias a sus tubos infrarrojos de fibra de carbono.

Mantenimiento de una estufa halógena

El mantenimiento de este tipo de estufas es fácil y sencillo. Como medida cautelar y siempre que la utilicemos de un año para otro, debemos asegurarnos que el principal acceso de corriente que no es, ni más ni menos que la clavija de conexión esté en perfecto estado. Si notásemos que esta se encuentra en un estado lamentable, no dudaremos en cambiarla por una nueva.

El polvo acumulado en los paneles lo retiraremos, siempre desconectada y mucho más importante, en frío, con la ayuda de una brocha de púas suaves o si dispones de un pequeño soplador con ráfagas de aire muy leve.

Si eres un apasionado de las reparaciones y las restauraciones, os dejamos un video explicativo sobre estufas halógenas.

¡Recuerda al comprar una estufa halógena!

Las mejores estufas halógenas del mercado valoradas por los usuarios por la calidad de sus elementos y por proporcionar un calor suave y seguro. Compra tu estufa halógena favorita con criterio y en busca de la mejor relación calidad-precio.


 “Si no soportas el calor, no vayas a Cancún en verano”. 

Ben Stein.

Te puede interesar:

Configuración